Columna de Opinión Coordinación de Acogida y Seguimiento de Casos DEG UFRO: La importancia de la Prevención para erradicar todo tipo de violencias en la Universidad

Diciembre 15, 2021 • Noticias


Como equipo profesional de la Coordinación de Acogida y Seguimiento de Casos de la Dirección de Equidad de Género nos hemos abocado desde un inicio a la implementación de las políticas en materia de acoso sexual, maltrato, acoso laboral y discriminación arbitraria, con el claro objetivo de alcanzar ambientes libres de discriminación y basados en el respeto y trato equitativo entre las personas que conforman nuestra comunidad universitaria.

Este horizonte forma parte de los compromisos que el Gobierno Universitario ha suscrito con las organizaciones triestamentales de mujeres y con el Ministerio de Educación, los que están orientados a promover una cultura de respeto por los derechos de las personas, disminuir las desigualdades que afectan especialmente a las mujeres, diversidades, disidencias sexuales y de género, además de prevenir y sensibilizar sobre la violencia de género.

Al respecto, es importante tener presente que para lograr esta nueva cultura hay que acoger a las personas que han vivenciado situaciones de violencia y discriminación y, por otra parte, implementar estrategias de prevención y sensibilización para la erradicación de todas las formas de violencias y discriminaciones. Efectivamente, ha sido necesaria la voluntad política para abordar estas situaciones que existen al interior de nuestra comunidad y que son el resultado de relaciones desiguales de poder que se sostienen sobre un sistema de normas y pautas culturales, creencias y prácticas cotidianas que ubican en una posición de subordinación a las mujeres y a todas aquellas identidades asociadas a lo femenino. En este sentido, el “Diagnóstico de situación y relaciones de género” realizado en nuestra Universidad el año 2020, evidencia que en nuestra comunidad universitaria se producen diversas formas de violencia de género: verbal, simbólica, física y sexual. Esta es una realidad que las y los informantes reportan en los tres estamentos, pero que sólo el 26,4% se atreve a denunciar.

Efectivamente, nos cuesta creer que las Universidades sean espacios en donde sus integrantes puedan vivir alguna forma de violencia o discriminación por motivos de género, pese a ser instituciones que declaran la igualdad entre sus principios, como señala Capitolina Díaz Martínez en “Obstáculos para la igualdad de género en las universidades”. Es por ello que para prevenir y erradicar estar situaciones complejas y dolorosas es fundamental la existencia de normativa y de unidades que aborden de manera especializada estas situaciones, pero particularmente permear a toda la institución de forma transversal. Para ello es clave abordar el trabajo en diferentes niveles: las relaciones interpersonales, las normativas y las políticas. Así también, en cada uno de estos niveles debe estar como eje la sensibilización, la prevención y el compromiso de todas las personas de la comunidad universitaria.

Desde la instalación de la Dirección en mayo del 2019, se han realizado 98 actividades de sensibilización y prevención incluyendo la socialización del protocolo de actuación, así como talleres y conversatorios en distintas temáticas de género con una participación de 2.719 personas de la comunidad universitaria. Estas actividades han permitido dialogar con estudiantes, funcionarias/os administrativas/os y funcionarios/as académicos/as, teniendo la posibilidad de cuestionar aquellos estereotipos de género arraigados en nuestra cultura y que sostienen las diferentes formas de violencia. Además, ha sido fundamental informar sobre las diferentes instancias de capacitación y formación respecto a la perspectiva de género, comprendiendo que ello permite incorporar esta mirada en las diferentes acciones, instrumentos y políticas universitarias. Debemos continuar trabajando unida y coordinadamente en eliminar los sesgos de género, los estereotipos sexistas, el androcentrismo en los contenidos curriculares y el sexismo en las prácticas docentes. No es suficiente desarrollar acciones aisladas y que no tengan permanencia en el tiempo, sino que debemos avanzar evidenciando las causas y consecuencias de la violencia de género directa, estructural y simbólica promoviendo la articulación entre distintas unidades para la prevención con actores claves de todos los estamentos de la Universidad de La Frontera.

De esta manera y, desde nuestro espacio universitario, abordaremos las diferentes formas de violencia y discriminaciones de género, aportando también a una sociedad en donde todas las personas puedan vivir, estudiar, trabajar y desarrollarse plenamente.

Carolina Aguilar Villegas

Abogada 

Mg. Andrea Neira Faúndez

Psicóloga 

Gabriela Millalén Rivas

Trabajadora Social

Coordinación Acogida y Seguimiento de Casos Dirección de Equidad de Género UFRO

 

 

 

 

 

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES